Kicillof buscó justificar el bajo crecimiento

Según el ministro, la merma es por la caída en la demanda externa de productos argentinos.
El ministro de Economía, Axel Kicillof, justificó la menor tasa de crecimiento para 2014, a 0,5% desde el 6,2% pautado en el cálculo del Presupuesto para este año, en la caída en la demanda externa de productos argentinos y afirmó que el Gobierno continuará implementando políticas activas para compensarlo.

“Los analistas esperaban que 2014 sea el año de la recuperación, pero nos encontramos con un segundo semestre sumido en el pesimismo y los productos argentinos están sufriendo este debilitamiento”, indicó en referencia a la economía mundial.

El ministro señaló que “en base a esta situación pusimos un crecimiento prudente” y se esperanzó en que el año próximo “se recuperen nuestros socios comerciales”.

Al referirse a la inflación, el jefe del Palacio de Hacienda dijo que para 2015 espera que “continúe la desaceleración que se viene expresando en los últimos meses”.

“A partir de marzo hay una reducción de los precios que se consolida en junio y se prolonga en agosto”, indicó el ministro. En el proyecto presentado en el Congreso, la inflación de 2014 fue pautada en 21,3% y la de 2015 en 14,5%. En otro orden, precisó que el díficit público de 2014 será de -1,99 del PBI, pero aclaró que si se exceptúa el sector energítico se reduciría a -1,03.

El ministro aprovechó esta situación para fustigar a quienes piden una baja en los subsidios porque “muchas veces se olvida la cuestión central que es la búsqueda del autoabastecimiento energítico”. El funcionario estimó que el sector energítico cerrará 2014 con un rojo de entre “8.000 y 9.000 millones de dólares”, pero alertó que “la idea de poner los precios internos alineados con los internacionales tiene como consecuencia directa la quiebra de buena parte del sector industrial y el impacto sobre los bolsillos de la población”.

Además sostuvo que “el precio del petróleo en el exterior es más elevado que en la Argentina para los privados” y por eso expresó su deseo de que “el autoabastecimiento vuelva a ser una realidad en Argentina, sin alterar las tarifas”, lo cual “requiere una fuerte inyección de inversión”. Lo dijo en momentos en que el Poder Ejecutivo discute con las provincias petroleras el anteproyecto de una nueva Ley de Hidrocarburos para atraer inversiones.

A su vez, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó que “en los últimos 11 años la política fiscal ha sido expansiva, con un modelo de política contracíclica”.

Fuente: edicioncalificada.com.ar