Repunte conservador puede llegar a Argentina el próximo año

Fuente THE MIAMI INDEPENDIENT

[Miami, FL] Este año la causa política conservadora en Occidente ha comenzado a recuperarse. En Gran Bretaña, el extremista climático Boris Johnson fue reemplazado como primer ministro por la partidaria de la oferta Liz Truss. En Suecia, la coalición conservadora, incluido el partido populista nacionalista con el 20%, obtuvo la mayoría parlamentaria. En Italia, Giorgia Meloni fue elegida Primera Ministra con un lema de Dios, familia y patria. En el sur de Texas, Mayra Flores usó el mismo eslogan a principios de este año para convertirse en la primera republicana electa al Congreso en alrededor de 150 años.

En América del Sur, el pasado fin de semana el presidente brasileño Bolsonaro, un conservador nacionalista, avanzó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales contra el expresidente Lula, un socialista corrupto, a pesar de que las encuestas de los medios progresistas pronosticaban una actuación más fuerte de Lula para manipular a los votantes. . Además, los conservadores obtuvieron mayorías en ambas cámaras de la legislatura federal brasileña. Finalmente, el mes pasado el 62% de los votantes chilenos rechazaron una nueva constitución progresista despertada. ¿Puede Argentina continuar con esta tendencia en sus elecciones presidenciales y legislativas del próximo año?

Nazareno Etchepare, un abogado y activista político de Buenos Aires de 43 años, apuesta a que sí. Estuvo de gira por Washington y Miami la semana pasada para generar apoyo entre la comunidad en el exilio, y planea postularse para presidente el próximo año al frente de una lista de candidatos bajo la bandera de Demos Argentina. Nazareno ha estado activo en las protestas callejeras y las redes sociales contra el régimen de Kirchner desde 2012, sirvió brevemente en el gobierno de Macri, se alió con el chico de Chicago Ricardo López Murphy y fue el principal estratega de la campaña presidencial de Espert en 2019. Antes de ingresar a la política, trabajó como abogado inmobiliario en el negocio de su familia.

El programa de Nazareno se centra en abordar los desafíos económicos de Argentina aplicando primero consideraciones geopolíticas. El régimen de Kirchner ha cambiado el enfoque de sus relaciones exteriores del mundo libre hacia asociaciones estratégicas con autocracias como China, Rusia, Venezuela e Irán. En cambio, Nazareno propone regresar a Israel, Brasil, Gran Bretaña y Estados Unidos.

En particular, Nazareno se enfoca en los riesgos que representa para la seguridad nacional de Argentina el imperialismo chino, que también es el mayor socio comercial de Argentina: el 12% de todas las exportaciones argentinas y el 22% de todas las importaciones son con China.

Primero, el gobierno argentino ha otorgado a China acceso a tres instalaciones en la Patagonia: (1) una poderosa antena en la provincia de Neuquén para rastrear no solo satélites, sino también misiles balísticos intercontinentales; (2) el telescopio más grande de América del Sur, ubicado en la provincia de San Juan, que capta señales de radio; y (3) un proyecto de tecnología aeroespacial en la provincia de Santa Cruz.

En segundo lugar, una flota pesquera comercial china surca el Atlántico Sur frente a la costa argentina dedicada a la pesca ilegal, no declarada y no controlada, principalmente de calamar, camarón y merluza. En tercer lugar, el gobierno argentino no descarta admitir a Huawei, la empresa tecnológica china, como proveedor líder en el despliegue de la red de telecomunicaciones 5G de próxima generación en su país.

En cuarto lugar, China busca el control de la vía fluvial Paraná-Paraguay, que es el sistema fluvial que permite el transporte de las cosechas de soja a los puertos del Atlántico, y se conoce como el Mississippi de América del Sur. Actualmente esta vía fluvial es administrada por una concesionaria liderada por Jan de Nul, un grupo belga, con socios locales, y atiende a algunas de las comercializadoras de granos más grandes del mundo: Cargill, Bunge, Archer Daniels Midland y Louis Dreyfus, junto con el operador de barcazas American Líneas Comerciales Internacionales. Los imperialistas chinos están conspirando para hacerse cargo de este negocio.

Nazareno también es consciente de que cualquier reforma duradera de las políticas económicas debe ir acompañada de una reforma del estado administrativo. Los tecnócratas que implementan cualquier nuevo programa económico deben ser no solo profesionalmente competentes, sino también ideológicamente alineados con el programa, o al menos no oponerse silenciosamente.

Finalmente, Nazareno propone reducir el gasto público, simplificar impuestos, agilizar regulaciones y liberalizar las relaciones laborales. Por ejemplo, a nivel nacional, provincial y municipal combinados, Argentina tiene 165 impuestos separados, de los cuales solo 12 aportan el 97% de los ingresos tributarios, y el resto debería ser abolido. Además, las leyes laborales hacen que sea muy costoso despedir empleados, por lo que los empleadores son reacios a contratarlos y, a menudo, operan con contratos a corto plazo.

Argentina tiene una larga historia, que se remonta al menos a 1946 cuando asumió Perón, de socialismo y mercantilismo del estado de bienestar, revirtiendo las raíces liberales clásicas de su fundación en el siglo XIX. Nazareno es un regreso a esas raíces, que no han sido populares en Argentina durante este milenio, pero quizás el próximo año los votantes se den cuenta de que no hay alternativa.

Eduardo Vidal es abogado y activista político. Su familia lo trajo cuando tenía nueve años de Cuba a los EE. UU., pero ahora el estado de derecho también se ha erosionado en los EE. UU., y nos estamos convirtiendo en Cuba y el resto de América Latina.
https://miamiindependent.com/conservative-rebound-may-reach-argentina-next-year/