Promulgaron la nueva moratoria previsional

La ley sancionada por el Congreso establece un rígimen de regularización de deudas previsionales que beneficiará a unos 473 mil trabajadores autónomos y monotributistas.
El Gobierno promulgó la ley de moratoria previsional aprobada por el Congreso, que establece un rígimen de regularización de deudas previsionales que beneficiará a unos 473 mil trabajadores autónomos y monotributistas que estín en condiciones de jubilarse.

El decreto que promulga la ley 26.970, aprobada el 27 de agosto pasado, fue publicado este miírcoles en el Boletín Oficial con las firmas de la presidenta Cristina Fernández; el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

La norma, que da continuidad a la moratoria impulsada en 2005, está destinada a las personas que habiendo cumplido la edad jubilatoria -o cumpliíndola en los dos años de vigencia de esta iniciativa- tengan que regularizar aportes hasta diciembre de 2003, ya que el plan anterior regía hasta 1993.

En su primer artículo, se señala que “los trabajadores autónomos inscriptos o no en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), y los sujetos adheridos al Rígimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS), en adelante monotributistas, que hayan cumplido a la fecha o cumplan la edad jubilatoria prevista en el artículo 19 de la ley 24.241 dentro del plazo de dos (2) años desde la vigencia de la presente, podrán regularizar sus deudas previsionales conforme el rígimen especial establecido en la presente ley”.

“Los trabajadores autónomos podrán regularizar su situación respecto de la deuda que mantengan por aportes mientras que los monotributistas, lo harán con relación a las deudas originadas en las cotizaciones previsionales fijas con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), haya sido incluida o no en regímenes de regularización de deudas vigentes”, se agrega.

Asimismo, se destaca que “en ambos casos, la referida deuda comprenderá las obligaciones devengadas hasta el mes de diciembre de 2003 inclusive y los intereses resarcitorios devengados hasta la fecha de consolidación de la misma y regirá por el tírmino de dos años, contados a partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente”.

“La adhesión al rígimen de regularización no obsta al cumplimiento del pago de los aportes y/o cotizaciones previsionales fijas, que hubiesen correspondido en el período enero del año 2004 hasta el último mes vencido anterior a la fecha de presentación de la solicitud de adhesión”, se añade.

Fuente: edicioncalificada.com.ar