Homenaje al maratonista Delfo Cabrera

La Legislatura porteña recordó al distinguido deportista, quien fuera campeón olímpico, a 35 años de su fallecimiento.
Por iniciativa de la diputada María Magdalena Tiesso (FpV), la Legislatura de la Ciudad rindió homenaje al fallecido maratonista y campeón olímpico, Delfo Cabrera. La ceremonia se realizó en la Biblioteca del Palacio legislativo porteño, con la participación de "Fito" Cabrera, quien recordó los logros de su padre, entre ellos, la obtención de la última medalla dorada del atletismo argentino.

"Agosto es un mes muy especial para la familia, porque tenemos por un lado el duelo de su fallecimiento y a la vez el recuerdo de su gloria", expresó "Fito" luego de recibir una placa en homenaje a su padre, en un nuevo aniversario de su muerte. Tambiín hizo referencia al triunfo en los Juegos Olímpicos de Londres: "Fue la primera vez que corrió una maratón y tuvo la satisfacción deportiva de debutar en una distancia que desconocía y conseguir el primer puesto".

Por otra parte consideró que cuando el peronismo "logró juntar la capacidad individual con política de estado y el fomento de las instituciones deportivas, comenzaron a llegar los resultados".

La legisladora Tiesso recordó a Cabrera como "un incansable militante de la justicia social" y "un hito del deporte argentino, un trabajador que conquistó la gloria y el orgullo para los argentinos".

Cabrera se sumó a la actividad política durante el gobierno del General Juan Domingo Perón, atraído por las acciones e ideales del peronismo. Debido al apoyo que recibió de ese espacio, prohibieron su participación en todo tipo de eventos deportivos dentro y fuera del país, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu.

Trayectoria

Cabrera comenzó su entrenamiento deportivo en el año 1945, en el Club Atlítico San Lorenzo de Almagro, bajo la dirección de Francisco Mura consagrándose en los años sucesivos múltiple campeón nacional, olímpico y panamericano.

En los Juegos Olímpicos que se disputaron en Londres en 1948, obtuvo su máximo reconocimiento, al conseguir el primer puesto y la medalla dorada. Cabrera dio la sorpresa y se coronó como el segundo argentino medalla de oro en maratón, tras el logro de Juan Carlos Zabala en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en 1932.

Fue campeón nacional de los 3.000 y 5.000 metros (1941 y 1942); nacional en los 10.000; subcampeón de los 3.000 (1946) y seis veces campeón sudamericano en diferentes distancias. En 1951, se consagró campeón Panamericano en la primera edición de los Juegos que se disputaron en Buenos Aires.

Fuente: edicioncalificada.com.ar