“Justicia perseguirás”

El atentado terrorista contra la sede de la AMIA sigue siendo un hierro incandescente clavado en el corazón de la democracia argentina. Transcurrieron 26 años y todavía los familiares, las víctimas y todos los argentinos esperamos que se haga Justicia.

Este es nuestro compromiso que hemos manifestado en forma transparente siendo oficialismo y, actualmente, en la oposición racional y constructiva que ejercemos.

Para superar la impunidad debemos poner las cosas en claro, mantener una línea de conducta coherente y hablar sin regodeos ni dobles discursos. Los esfuerzos de la Justicia local han sido insuficientes y a ello se agregan actitudes y decisiones políticas que generaron incertidumbre y estremecimiento en vez de certeza y paz comunitaria.

El pacto con Irán dañó el esclarecimiento sincero y eficiente del atentado. Con los terroristas no se negocia nada porque, sentarnos a una mesa de diálogo en igualdad de condiciones con ellos, significa una claudicación ética inadmisible. La buena voluntad solo es válida cuando se busca un solo objetivo: reparar el daño ocasionado con condenas ejemplares.

En este caso la palabra empeñada exige continuidad en el reclamo y un permanente llamado a la Verdad.

Somos enérgicos e intransigentes porque de la barbarie no se vuelve.
Asumimos, por tanto, la responsabilidad que nos corresponde por mandato de la soberanía popular acompañando a los familiares de las víctimas. Asimismo, redoblamos esfuerzos para mantener intacta la llama de la Memoria que, desde lo más profundo de la historia, nos dice “Justicia perseguirás”.

Fuente: Bloque de Diputados Nacionales del PRO