María Eugenia Ritó volvió al escenario, deslumbró y conmovió al público

Después de un impasse prolongado, la reconocida María Eugenia Ritó brilló en su reaparición en escena. Lo hizo el jueves por la noche en el Teatro Vorterix en La Revista de Plop y Puerca.

Muchas veces la vedette había anunciado su regreso. Y después de un prolongado tiempo de ausencia, María Eugenia Ritó volvió a subirse a un escenario. Esta vez en una vuelta muy esperada por ella y sus allegados.

Fue en un marco imponente, con un público eufórico en un Teatro Vorterix repleto y rodeada de afectos como su hermana, que desde un lugar preferencial contaba lo nerviosa que estaba esperando ver, otra vez, a María Eugenia en acción. Ella como su grupo de amigos no dejaban de resaltar lo felices que estaban por la reaparición de “la Ritó” en escena.

Si bien se la escuchaba muchas veces contar que se preparaba y hasta hubo anuncios donde ella decía “quiero volver y estoy poniéndome en forma para eso”, en la noche del 20 de junio se abrió el telón y brilló de cara al público que la ovacionó: la platea exploto de aplausos y voces que coreaban su nombre o mensajes como “te quiero”, y “aguante María”.

La gente estuvo tan alegre como ella y sus amigos por el retorno esperadísimo. Y también pudo verse entre los invitados de la noche al periodista Fede Flowers; al personaje de La Criti y a Bettina Capetillo.

La Revista de Plop y Puerca fue el marco justo e ideal para Ritó, con una producción de más de 10 bailarines, muchas plumas, extras y purpurina por doquier, que destacó su ingreso en un sillón que la trasportó, cuan reina, luciendo una imponente capa blanca y una gran corona.

Los cuadros rompieron el clima cuando María Eugenia hizo uno de los temas mas clásicos de la Reina del Pop, y ella -con su presencia y estilo- pisó fuerte el escenario para recibir una de las grandes ovaciones de la noche. Al finalizar su cuadro y con micrófono en mano, dijo: “¿Podrán?… Gracias gente, estoy muy emocionada”, en medio de mucha alegría, con la voz entrecortada que le sirvió para dejar en claro otra gran frase: “volví; aquí estoy”.

Junto a su asistente, el inseparable Ever; maquilladores; peluqueros y hasta un kinesiólogo, la vedette se puso el conchero nuevamente y mostro que las ganas y el deseo de estar mejor cada día le ganaron a todo lo malo.

María Eugenia Rito, la que la gente quiere, la que ha sido aplaudida con todos los capo cómicos del país, volvió a pisar fuerte el escenario. Al finalizar la presentación, con los ojos llenos de lagrimas, se abrazo fuerte con su hermana; amigos íntimos, el PR. Fernando Maldonado, que aseguró: “estoy feliz, María Eugenia le gano al ‘no puedo'”.

La del 20 de junio en el Teatro Vorterix fue una noche que quedara en el recuerdo de los que querían ver bien a la virtuosa que pudo contra las adversidades de la vida.