“Voy a dejar un municipio en marcha, no uno de vagos y drogadictos”, dijo Polti

El intendente de Recreo se exacerbó en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante.

No fueron precisamente las mejores palabras ni el mejor lugar los escogidos por el intendente de Recreo, Luis “Lula” Polti, en su discurso de apertura de sesiones ordinarias. En el Concejo Deliberante de la cabecera lapaceña, el jefe comunal prometió que su gestión culmina dejando “un municipio en marcha, no uno de vagos y drogadictos”.

El Intendente mantenía la serenidad en su discurso mientras aseguraba que está presente “no tan solo para gobernar sino también para escucharlos, y con eso dejo abiertas las sesiones ordinarias para el 2021”. Luego, Polti se paró y continuó su parlamento: “Porque el pueblo me dio un mandato y nadie me lo va a quitar, el 10 de diciembre me voy a ir por la puerta del frente, nadie me va a ir a decir que me llevé un televisor, copas o frazadas”.

Quizás motivado por el sonido de bombos debido a la presencia de cesanteados fuera del Concejo Deliberante, el jefe comunal fue subiendo su efusividad para señalar que va “a dejar un pueblo en marcha” y allí mencionó la polémica frase: “Voy a dejar un departamento en marcha, un departamento que produzca, no que sea un municipio de vagos y drogadictos, voy a dejar lo que verdaderamente necesitan los recreínos, una cuidad pujante, un departamento pujante”.

Los cesanteados y la seccional de ATE en Recreo tomaron el guante y consideraron que les faltó “el respeto una vez más a los trabajadores municipales, discriminando y ofendiendo a las personas que padecen adicciones”.

En este sentido, repudiaron “totalmente esta desagradable actitud. Queremos hacerles llegar una vez más nuestro apoyo incondicional a todos los compañeros municipales y a sus familias, transmitiéndoles la tranquilidad de que este hecho de violencia verbal no quedará impune, vamos a llegar hasta las últimas consecuencias utilizando como corresponde las vías legales”.